viernes, 26 de junio de 2015

Películas para ver en verano.

Sol. Crema. Agua. Fiesta. Coma etílico. ¿Qué tienen en común? Pues qué va a ser, que se dan sobre todo en verano. Estas vacaciones son unas de las pocas que realmente aprecio, ya que no están basadas en ninguna creencia estúpida ni en una estrategia de marketing. Tres meses, como cualquier otros, pero tres meses en los que se puede disfrutar de todas esas cosas que mencionaba antes. Está bien pensado, porque pasarse la PAEG con este calor ha sido una experiencia horrible: no quiero ni imaginar cómo sería pasar tres meses dando clase.
Y, bueno, si no tienes con quien pasar el verano (com... no, como yo no.Pues claro que no.), también puedes ver películas. Estas en concreto te ayudarán a animarte. Quizás no sea bueno porque si estás animado no buscarás gente, pero... hostia, quizás el cine sea perjudicial. Quizás se inventara para hacernos más retraídos. Es la única prueba que necesitaría un teórico de la conspiración estándar para montarse se película, nunca mejor dicho. Sea como sea, aquí van las películas ideales para ver en verano:

Los surfistas nazis deben morir

Otra obra maestra producida por la Troma. Cuenta la historia de la madre de Leroy, un chico afroamericano que es asesinado por la banda de neonazis que reina en las playas de un futuro postapocalíptico. Ella buscará su venganza contra estos bastardos que tienen nombres idénticos a los de los tiranos nazis del pasado, y no se detendrá ante nada. Película recomendable con algunas tetas y pectorales que harán las delicias de toda la audiencia, y que nos conciencia sobre uno de los problemas más graves de las sociedades modernas: los surfistas nazis. Por citar un aspecto negativo, el humor no es tan absurdo o escatológico como en otras películas de la misma compañía, pero se les perdona.
"¿Que es una mierda? ¡Te vas a enterar, niño!"

El bueno, el feo y el malo

¿Qué tendrá que ver el lejano Oeste con el verano? ¿Que tiene arena como la playa? No exactamente. Pero en verano, cuando nos da el sol en la cara, queremos seguir pareciendo tipos duros incluso cuando nos lloran los ojos. Para aprender a hacerlo, no hay mejor maestro que Clint Eastwood, y esta es la mejor película en la que ha actuado. Una carrera frenética por un tesoro oculto, con momentos memorables por parte del ya mencionado actor, del malvado Lee Van Cleef y del infravalorado Eli Wallach, también conocido como Tucco, también conocido como el mejor personaje de este filme. Después de verlo querrás irte a vivir aventuras al Oeste. Si estás muy interesado, en el desierto de Tabernas (¡en Andalucía!) se filmó. Pero puedes empezar entornando los ojos como Clint.
Así, así, así entornaba...

Mad Max 1 y 2

Si la anterior era un western, estas dos películas con trama continuada son un western moderno en unos Estados Unidos postapocalíticos. Max es un policía que en una de sus misiones acaba matando a Jinete Nocturno, un peligroso criminal. Lo que no esperaba nuestro protagonista es que los miembros de su banda acabarán vengándose de una forma brutal. Max tendrá que detenerlos mientras se va convirtiendo en el héroe de ese infierno. Mucho sol, mucha acción y buen manejo de los recursos que se tenían, sobre todo en la segunda. La película de acción del verano, aunque no sea de este verano.
¡Con el antisemita Mel Gibson! ¡Diversión para toda la familia!

Sharknado

Sí, Sharknado, la película revelación del 2013. Una de tantas producciones de Asylum, compañía especializada en plagios que tuvo un éxito inesperado con este largometraje.¿Por qué? Pues por su argumento disparatado, claro: un tornado lleno de tiburones amenaza una ciudad costera en la que un grupo de supervivientes tendrá que... bueno, sobrevivir. Sucede en una playa y te hará olvidar todos tus problemas, ¿qué más se le puede pedir a una película de verano? Pues unos protagonistas completamente planos, un valor artístico nulo y una forma absurda de acabar con la amenaza. ¡Y todo eso lo tiene! Es tan mala que es buena.
No hay más que decir.

Tiburón

Pero dejémonos de imitaciones y vayamos a la original. Esta película que dio a conocer a Steven Spielberg es una de las mejores películas de suspense (yo no la llamaría terror) que existen. Cuenta de una forma magistral la historia que hoy hemos visto hasta la saciedad: una costa se ve amenazada por un bicho gigante que devora a bañistas semidesnudos. Solo tres valientes podrán enfrentarse al peligroso monstruo marino. Al contrario que en Sharknado, esto podría suceder en la vida real, lo que hace que te la puedas tomar más en serio. Además, el director no nos muestra sus cartas desde el principio: tardaremos mucho tiempo en ver al animal, como debe ser. Sentó el precedente para una cantidad increíble de películas con monstruos marinos, cada una más sosa que la anterior. No todas fueron malas, cierto, pero ninguna está a su altura.
Y qué cartel...


Kung Fury

¿Cómo? ¿Que no la habéis visto todavía? ¿Qué hacéis con vuestras vidas, pobrecicos míos (si hay alguno)? Esta es sin duda la película del verano y, aunque no tenga nada que ver con la playa o el sol, sí es una de esas pelis veraniegas con las que no se tiene que pensar mucho pero se puede pasar un gran rato. ¿El argumento? Kung Fury, un policía con un gran manejo de las artes marciales por ser el elegido debe y que ejerce en un 1985 algo distinto al que conocemos, debe enfrentarse a su enemigo mortal: Kung Führer. Este es Adolf Hitler, que quiere obtener el poder de este héroe tras matarle. Para ello deberá viajar a la Alemania nazi (parece que tengo una extraña obsesión con los nazis... es preocupante.) y embarcarse en una aventura en la que hay vikingos, hackers, dinosaurios... ¡Y David Hasselhoff! Completamente divertida, y completamente irrepetible homenaje a los 80.
¿Cómo se puede molar tanto?

James Bond contra Goldfinger

Me despido con esta película, la mejor del agente 007 y una de las mejores de espías que existen. En esta ocasión, el agente británico deberá enfrentarse a Auric Goldfinger, villano con curioso nombre cuyo plan es apoderarse del oro de Fort Knox. La he seleccionado, además de por ser una cinta mítica con imágenes que ya han pasado a formar parte del imaginario colectivo, por las escenas iniciales que se sitúan en una piscina. Ideal para combatir el calor y para disfrutar de un filme que terminó de consagrar a la saga protagonizada por Sean Connery como una de las más importantes.
Kung Lao Wins!


Bueno, os recomiendo que disfrutéis de estas películas en los meses que tenéis, que aprovechéis el tiempo si tenéis menos y que tratéis de salir y conocer a alguien si estáis solos.
Es una etapa de optimismo, oportunidades, nuevas amistades, diversión... Vale, también de consumismo desenfrenado (intentad evitar esto), pero hay muchas cosas buenas. Disfrutadla, ordeñad la vida y sacadle la leche. ¡Qué coño, hacedle una paja! ¡Que son dos días! ¡Hasta otra!



No hay comentarios:

Publicar un comentario