domingo, 15 de febrero de 2015

Películas para ver en Carnaval.

Carnaval, la época del año en la que dejamos de ser nosotros para convertirnos en monstruos, superhéroes o cualquier cosa que siempre hayamos querido ser. Originalmente surgido para desmadrarse antes de Cuaresma, ahora nos hemos quedado solo con lo bueno: desmadrarse.
Por eso, es la ocasión ideal para recuperar esas películas en las que el ocultamiento de la identidad es algo fundamental. Solo necesitas tu disfraz de Jason y buen humor para disfrutarlas.
Drácula de Bram Stoker
No es mi versión favorita de las aventuras de este vampiro (esa sería la versión de 1958 con el carismático Christopher Lee), pero en esta el disfraz del vampiro es más importante. Se puede ver al gran actor Gary Oldman acechar a Winona Ryder y al imperturbable Keanu Reeves mientras se oculta como todo buen vampiro. También se introduce el elemento romántico del vampirismo sin ridiculizarlo como en Crepúsculo. Imprescindible para los amantes de este género.
"Sí, claro que estamos en el año de la recuperación..."


Basket Case
Esta película de bajo presupuesto trata precisamente de ocultarle al mundo un lado oscuro. Un joven bueno y atractivo viaja a la ciudad con una cesta en la que esconde algo horrible. Se nos muestra el amor, la venganza, la envidia y una crítica a la represión que nos impone la sociedad. Y también sale un monstruo muy feo que rompe cosas. Ideal para ver con los colegas.
"¿Se han ido los lectores ya?"


Super
Ah, los superhéroes. Existen por nuestro deseo de ser algo mejor, por eso Superman tiene a Clark Kent. Algún día hablaré del tema en otra entrada, hoy me limitaré a recomendar una de mis favoritas de este género. Super recoge el deseo del que hablo. Es una película similar a Kick-Ass en el planteamiento pero muy superior en la ejecución por su mayor realismo y mejor tratamiento del humor. Su director, James Gunn, acabó dirigiendo una película de superhéroes "de verdad": Guardianes de la Galaxia. Esta, aunque entretenida, no se acerca ni de lejos a Super.
Y Boltie es la leche.


Tesis
La primera película de Amenábar y una de mis preferidas dentro del cine español. Trata sobre la faceta sádica que todos ocultamos, sobre nuestra fascinación por la violencia. Lleva a cabo una reflexión sobre esto a través de una historia de misterio en la que vemos que una película puede llegar a matar. Habrá quien piense que incluirla aquí no tiene sentido, pero yo la considero muy adecuada.
Si en Super Boltie era la leche, aquí lo es Chema.


La Huella
Esta película, protagonizada por Laurence Olivier y Michael Caine, es uno de los mejores filmes de misterio que existen. Hasta el final, el espectador no sabe realmente lo que está pasando, y eso es bueno en una película de estas características. El carisma de los actores también contribuye a su calidad. Hay un remake que no he tenido ocasión de ver, pero las críticas que he leído la dejan por los suelos.
"¡Jajajajajaja!"


La invasión de los ladrones de cuerpos
Aquí está el plato fuerte: la película de serie B con más puntuación en Filmaffinity. Algunos la han querido ver como una muestra del miedo al comunismo, otros como crítica al adoctrinamiento de la sociedad. Independientemente de esto, lo importante es que se trata de una de las películas de ciencia ficción más influyentes de la historia. Maneja muy bien la tensión y tiene un final inmejorable, de esos que se te quedan grabados en la mente. Esta recomendación vale por dos, ya que la versión de 1978 es también bastante buena.
En serio, vedla.


Esto es todo por hoy. Que lo paséis bien y no os preocupéis si no encontráis un disfraz de Jason: el de Darth Vader también vale.
¡Hasta otra a todos mis lectores (sí, sí, a los dos)!



No hay comentarios:

Publicar un comentario